Las 9 bibliotecas y librerías más impresionantes del mundo

bibliotecas11.jpg

Para los bibliófilos como nosotros, las librerías y bibliotecas son una suerte de templo secular al que acudimos para consultar y adquirir nuestras pertenencias más sagradas. Independientemente del tipo o tamaño de cada una, siempre es un placer perderse en sus pasillos y rodearse de hileras de estanterías repletas de libros.

Sin embargo, si una libreria común ya es fascinante, ¿cuánto más lo serán aquellas que son especiales, bien por ser antiguas, extrañas, o simplemente cautivadoras? Yo tuve la suerte de trabajar como jefe de departamento en una de las librerías más grandes y prestigiosas del mundo (más abajo hablaré de ella), y lo cierto es que la atmósfera que desprenden estos lugares es simplemente embriagadora.

Por eso, es inevitable dedicarle una entrada a las librerías y bibliotecas más especiales y fascinantes que uno se puede encontrar ahí fuera. ¡Venid conmigo de viaje!

9. LA BIBLIOTECA DE LAS ARTES MÁGICAS

Se llama así, de verdad. No me lo estoy inventando.

Fundada en 2003, el Conjuring Arts Research Center de Manhattan es una organización sin ánimo de lucro dedicada a la investigación e interpretación de los fenómenos mágicos, tales como los poderes psíquicos, la hipnosis, el mentalismo, la ventriloquia y la prestidigitación. Su catálogo cuenta con más de 11.000 libros y revistas del S. XV en adelante escritos en una gran variedad de idiomas, además de todo tipo de artefactos usados en las artes mágicas. Sin embargo, su objetivo no es solo acumular material, sino también darlo a conocer a través de su base de datos online y publicaciones periódicas.

No obstante, para poder consultar esta biblioteca hay que pedir cita, y tan solo puede hacerse con fines de investigación. No está permitido hojear los estantes de este cemtro, e incluso si quieres usar su material con fines académicos debes enviar una propuesta explicando tu área de estudio, los libros que quieres consultar, y la finalidad de la investigación. Las propuestas se presentan entonces ante el consejo directivo, que decide si aceptarla o rechazarla; si todo sale bien, se conceden tan solo dos horas para estudiar los textos requeridos. Se trata, sin duda, de un sistema hermético muy acorde con las ciencias ocultas…

Sin embargo, mantienen un servicio activo de préstamo de libros para aquellos interesados en las disciplinas ocultas, aunque no explican muy bien cómo funciona ni qué materiales están abiertos al público. Si te interesa el tema, también puedes echarle un vistazo a su página web, donde ofrecen todo tipo de recursos y noticias.

ConjuringArts1.jpg

Imagen tomada de la página web del Conjuring Arts Research Center

8. THE BOOKWORM

Esta librería surgió en el patio de Alexandra Pearson en Sanlitun, Beijing, en 2002. Desde entonces, ha cambiado de emplazamiento a lo que antes era el restaurante francés Le Petit Gourmand, y se ha expandido hasta albergar más de 16.112 títulos en sus estanterías, un 70% de los cuales están en inglés.

Pero The Bookworm no es solo una librería. También ofrece un servicio de préstamo de libros para sus miembros, dispone de restaurante y cafetería, y organizan frecuentemente eventos tales como proyección de películas, noches de open mic, charlas de autores y lecturas en grupo, todo ello aderezado con cervezas artesanales y algunos de los mejores whiskies de la ciudad.

Además, desde 2006 han estado organizando el Bookworm Literary Festival, que se celebra todos los años en el mes de marzo. Éste tiene lugar tanto en Beijing como en sus otras sedes en Chengdu y Suzhou, además de otras muchas librerías repartidas por toda China. Extendiéndose a lo largo de dos semanas, este festival ha llegado a invitar a más de 120 autores provenientes de más de 20 países, entre los que se incluyen Chang-rae Lee, Yasmina Khadra, Tahar Ben Jelloun, Willis Barnstone y Victoria Hislop.

El gran prestigio cultural y literario de esta librería ha llevado a Ron Gluckman, de The Wall Street Journal, a referirse a The Bookworm como “una luz en la oscuridad del panorama literario de China”.

The Bookworm

Imagen tomada de la página web de Asian Migration and Global Cities

7. LA BIBLIOTECA FLOTANTE

Porque, ¿quién necesita estar en tierra firme para leer?

Esta biblioteca, que flota entre las orillas de Mineápolis, Minesota y St. Paul, se propone honrar el legado sioux y anishinaabe de la región. Los libros que se pueden consultar aquí no son los que uno podría encontrar en una bibioteca común, sino que han sido producidos especialmente por artistas e imprentas tanto de Estados Unidos como más allá de sus fronteras para soportar la humedad de los lagos por las que deambula. Podéis encontrar el catálogo haciendo click aquí.

Este proyecto fue iniciado en 2013 por Sarah Peters, una escritora, artista y administradora de arte que quería recuperar la costumbre ya casi perdida de pasar el día leyendo en la playa. Sarah logró reunir un equipo de bibliotecarios voluntarios cuyas tareas consisten en organizar la balsa central donde se encuentra la biblioteca, sugerir lecturas nuevas a los visitantes, ayudarles a aparcar sus embarcaciones, administrar la entrada y salida de libros, y un largo etcétera.

Lo cierto es que la idea de pasarme el día leyendo en una canoa, rodeado de agua y naturaleza, dejándome mecer por la corriente mientras me sumerjo en una historia, me parece de ensueño. Aunque siempre está el peligro de que se caigan los libros al agua…

img_9611.jpg

Imagen tomada de la página web de The Floating Library

6. LA BIBLIOTECA PÚBLICA DE NUEVA YORK

Muchos la reconocerán por su fachada, flanqueada por sendos leones de piedra. Con un catálogo de más de 53 millones de libros (la mayoría de los cuales son de acceso público), ésta es la segunda biblioteca más grande de Estados Unidos y la tercera del mundo. Aunque su sede central se encuentra en Manhattan, también tiene sedes en Staten Island y el Bronx, además de colaborar con muchas otras a lo largo del estado.

Al ser una biblioteca privada (aunque de acceso público y sin ánimo de lucro), los distintos directores que han pasado por ella han dado pie a ciertas polémicas. Por ejemplo, en 2008 se cerraron las divisiones de estudios eslavos y la de estudios asiáticos y de oriente medio, lo cual causó un gran descontento entre muchos bibliotecarios y eruditos tales como Hilde Hoogenboom o John Lundquist. También se criticó mucho la alianza con el Google Books Library Project, que conllevaría el escanear una selección de libros de dominio público para ofrecerlos de forma gratuita a través de internet.

Este recinto no es famoso solo entre los investigadores y eruditos, sino que también ha aparecido frecuentemente en la cultura popular. Quizá os suene haberla visto en películas como Breakfast at Tiffany’s, CazafantasmasEl día de mañanaSexo en Nueva York: la película; o en series de televisión tales como Futurama, SeinfeldThe NewsroomÉrase una vez. Está claro que, aún en la era audiovisual en que vivimos, aún seguimos fascinados por los recintos dedicados a preservar la palabra escrita.

research_interior_2014_09_18_sasb_manuscripts_8019.jpg

Imagen tomada de la página web de la New York Public Library

5. BLACKWELL’S BROAD ST.

¿Recordáis que dije que trabajé en una de las librerías más grandes del mundo? Pues ésta es. Aquí fui jefe del departamento de filosofía, psicología, ciencias sociales y educación durante dos años y medio, durante los cuales tuve el placer de conocer a autores de tanto prestigio como Christopher Tolkien, Philip Pullman, o Richard Dawkins.

Oxford es la ciudad de la literatura, no solo por la cantidad de librerías y bibliotecas que se extienden a lo largo de sus calles, sino por la actitud de sus habitantes. Muchas de las personas que conocí allí eran o planeaban ser escritores, y desde luego eran lectores compulsivos. Los grupos de escritura abundaban, ofrecían apoyo, y eran prolíficos; yo mismo publiqué en una antología del Oxford Writing Circle.

Por supuesto, gran parte de esta atmósfera se debe a la presencia de la Universidad de Oxford, una de las más prestigiosas (si no la que más) del mundo entero; pero tampoco sería descabellado afirmar que Blackwell’s ha tenido algo que ver en ello. Es aquí donde se creó y aún se sigue reuniendo a menudo el Group 2012, además de otros grupos de lectura, y donde muchísimos autores de gran renombre organizan los lanzamientos de sus libros o dan charlas sobre el panorama literario y académico del mundo actual.

Fundada por Benjamin Henry Blackwell en 1879, su sede central en Broad Street ha ofrecido el material de estudio que generaciones de estudiantes y catedráticos de la universidad han usado para estudiar y enseñar durante décadas. Sin duda, ha dejado una huella indeleble en la historia: baste mencionar que, cuando la familia Blackwell aún estaba a cargo de la editorial Blackwell Publishing (hoy en día conocida como Wiley-Blackwell, aunque ya no guarde lazos con la librería), fueron ellos quienes publicaron, en 1915, el primer poema escrito por J.R.R. Tolkien, Goblin Feet.

Hoy en día se extiende a lo largo de cuatro plantas y contiene un catálogo espectacular, que incluye algunos de los libros menos comunes del mercado y tratados académicos muy, muy especializados. Lo más notable de todo son el sótano, también conocido como Norrington Room, que es la sala más grande que venda libros en el mundo entero; y la sección de antigüedades del segundo piso, donde podemos encontrar un cuarto folio de las obras de Shakespeare o las primeras ediciones de autores como Tolkien, Wordsworth, Lewis Carroll, y muchas, muchas más.

Si algún día estáis de visita por Oxford, no os olvidéis pasaros por este precioso rincón. Recordad: es más grande por dentro de lo que parece por fuera 🙂

The_Norrington_Room,_Blackwell,_Oxford-412069842

4. LA BIBLIOTECA RAMPUR RAZA

Si te dedicas a los estudios indo-islámicos, no puedes pasar por alto esta biblioteca situada en Uttar Pradesh, India. Lo primero que nos llama atención es el edificio, que ha sido nombrado uno de los monumentos nacionales de India. Y no me extraña; ¿a quién no le gustaría leer en un lugar como éste?

Esta biblioteca fue construida en el S. XVIII por el Nawab Faizullah Khan a partir de su colección personal, y los posteriores gobernantes de Rampur han ido expandiéndola hasta convertirla en lo que es hoy. Gracias a estos esfuerzos, sus estantes albergan no solo más de 60.000 volúmenes, sino también manuscritos muy antiguos, documentos históricos, muestras de caligrafía islámica, cuadros en miniatura, instrumentos para el estudio de la astronomía…

Bajo el amparo del Ministerio de Cultura de India, esta institución pretende promover el estudio y la publicación de materiales relacionados con los manuscritos y artefactos que albergan entre sus muros. Para acercar este conocimiento al público, también han establecido un museo donde se pueden contemplar sus antigüedades y objetos artísticos.

rampur-raza-library-big

Imagen tomada de la página web del Ministerio de Cultura del Gobierno de India

3. SHAKESPEARE AND COMPANY

No os dejéis engañar por el nombre; esta librería se encuentra en París, no en Inglaterra, y es uno de los lugares más hermosos y cautivadores a los que puede acudir un bibliófilo.

Esta tienda, abierta por la legendaria Sylvia Beach en 1919, fue el centro de la cultura ango-americana en la capital francesa y se le consideraba como referente en cuanto a calidad literaria gracias al refinado gusto de su propietaria. A ella acudían autores de tal calibre como Ernest Hemingway, Ezra Pound, F. Scott Fitzgerald, Gertrude Stein y James Joyce. ¡Menudo plantel! De hecho, fue Sylvia Beach quien publicó la primera edición del Ulises de Joyce, en 1922; además, también albergaba libros que habían sido censurados en el Reino Unido y Estados Unidos, tales como El amante de Lady Chatterley de D. H. Lawrence. ¡Menuda época en la que vivir!

Por desgracia, la tienda original en la calle Odéon fue cerrada en 1941; se rumorea que esto ocurrió porque Sylvia se negó a venderle a un oficial alemán la última copia de Finnegans Wake de Joyce. Pero no desesperéis: la librería fue reabierta en 1951 en la calle de Bûcherie por George Whitman, y sirvió de punto de reunión para autores de la generación beat tales como Allen Ginsberg, Lawrence Ferlinghetti, Gregory Corso y William Burroughs.

Hoy en día, Shakespeare and Company está a cargo de Sylvia Whitman, y sigue siendo un punto de encuentro para todos los amantes de la literatura. No solo sirve como librería, sino también como biblioteca especializada en literatura anglosajona e incluso como refugio para los pasajeros que estén dispuestos a trabajar unas horas a cambio de alojamiento.

1024px-Shakespeare_&_Co_Books,_Paris_April_2011.jpg

2. LA BODLEIAN LIBRARY

Este mastodonte es una de las bibliotecas más antiguas de Europa (la inauguró Thomas Bodley en 1602), además de ser una de las cinco bibliotecas de depósito de derechos de autor del Reino Unido. ¿Que qué significa esto? Pues que allí se envía una copia de todos los libros con derechos de autor del país, lo cual explica por qué han tenido que expandirla constantemente para hacer sitio a las oleadas de libros que acuden a sus estantes cada año.

Al ser ésta la biblioteca de la Universidad de Oxford, se podría decir que sus miembros se toman los libros un poquito más en serio que otras personas. De hecho, para poder acceder a su interior es necesario recitar el siguiente juramento:

Juro no sacar de la Biblioteca, ni marcar, modificar o dañar de modo alguno, ningún volumen, documento u otro objeto perteneciente a esta Biblioteca o bajo su custodia, o dañarla bien sea por el fuego o la llama, y no fumaré en la Biblioteca, y prometo obedecer todas las normas de la Biblioteca.

Y no es para menos. Aquí podemos encontrar los primeros folios de las obras de Shakespeare y Cervantes, copias originales de los manuscritos de William Blake, colecciones enteras de sagas nórdicas anteriores al S. XV… Su catálogo es tan extenso y tan prestigioso que incluso da vértigo consultarlo. Las múltiples sedes de esta biblioteca que se extienden a lo largo de las calles de Oxford bien pueden considerarse la meca del estudio y la erudición. Para contemplar un pequeño botón de muestra, podéis echar un vistazo a los contenidos compartidos en Wikimedia Commons.

¿Estás estudiando Beowulf? En la Bodleian Library tienen el manuscrito original. ¿Te interesan más Jane Austen o Mary Wollstonecraft? Allí podrás encontrar las primeras ediciones de sus novelas. Contemplar los estantes de la Bodleian es el equivalente a pasearse por los anales de la historia de la literatura. Aunque, si te dedicas a la investigación, estoy seguro de que ya conoces muy bien sus pasillos.

En estas mesas estudiaron J.R.R. Tolkien y C.S. Lewis. Por estos pasillos paseaban Lewis Carroll y Aldous Huxley. Stephen Hawking, Graham Greene y T.S. Eliot se formaron entre estas paredes, leyendo estos libros. Durante cinco siglos, la Bodleian ha acogido a algunas de las más brillantes mentes del mundo, y no me cabe duda de que lo seguirá haciendo en el futuro.

16595705867_5dc9410e6e_o.jpg

Imagen tomada de la página web del Flickr de David Iliff

1. LA ALDEA DE LOS LIBROS

¿Os imagináis un pueblo entero repleto de librerías y bibliotecas? Un lugar donde, mires a donde mires, hay cientos de estanterías repletas de libros de todos los tipos, desde los lanzamientos más novedosos a primeras ediciones y objetos de anticuario.

Esto no es una fantasía; se llama Hay-on-Wye y se encuentra en Gales.

Esta preciosidad de aldea no es solo conocida mundialmente por su castillo del S. XII o por el ecléctivo festival HowTheLightGetsIn, que mezcla música y filosofía. Lo que dio fama internacional a Hay-on-Wye fue la proliferación de tiendas de libros de segunda mano, que no solo se expandieron como la polvora, sino que ocuparon las calles tanto dentro como fuera de los muros de los edificios. Ahora podemos encontrar tantas libreríascomo tipos de lectores, cada una con su propia atmósfera y sus especialistas en determinados géneros o áreas.

Lo más curioso de todo es la abundancia de honesty shops, o tiendas de honestidad. Éstas están formadas por estanterías colocadas en mitad de la calle junto a un buzón y una pancarta detallando el precio de cada tipo de libro, confiando en que los lectores potenciales sean decentes y paguen el precio correcto por lo que se lleven. Tan solo un lugar donde los libros tengan un papel tan crucial en la vida diaria podría surgir un concepto como éste.

Hay-on-Wye.PNG

Imagen tomada de la página web del Flickr de Wordshore

¿Qué os han parecido estos lugares tan mágicos? ¿A cuál os gustaría más ir? Si conocéis alguna otra biblioteca o librería que me haya dejado en el tintero, no dudéis en hacérmelo saber a través de los comentarios 🙂

16 comentarios en “Las 9 bibliotecas y librerías más impresionantes del mundo

  1. Loli C. Lagos

    Son todas alucinantes, la verdad. No sabría cuál elegir porque cada cual es mágica en un sentido diferente. Yo iría a visitarlas todas. Me ha parecido muy interesante y revelador tu recorrido por las bibliotecas y librerías más impresionantes del mundo. Está genial descubrir cosas nuevas! Gracias! ♥

    Le gusta a 3 personas

  2. Qué suerte haber trabajado en esa impresionante librería. Yo me siento también bastante afortunada, ya que trabajo en la Biblioteca Nacional de España, a la que posiblemente incluiría en mi lista de mejores bibliotecas si algún día hiciera una lista como la tuya. Muy buen artículo, Miguel. Un abrazo

    Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s